Si bien es cierto que todas las piscinas están frías, la temperatura desciende mucho cuando están instaladas en espacios con poca luz solar. También, uno de los factores más importantes es la cantidad de agua y sus dimensiones.

En primer lugar, la diferencia entre piscinas exteriores e interiores (o piscinas cubiertas) determinan las opciones más recomendadas en sistemas de calentamiento. En el caso de las piscinas al aire libre sólo es necesario instalar sistemas de calentamiento
efectivos para el tamaño de la construcción.

No es el caso de las piscinas interiores en donde se necesita, además, la instalación de equipos de deshumidificación, para obtener un ambiente confortable. Los sistemas de calentamiento para este tipo de piscinas deben ayudar a minimizar la evaporización del agua, a la pérdida de temperatura, etc.

Existen tres tipos de equipos para calentar el agua de las piscinas:

  • Calentador solar
  • Calefacción de gas
  • Bomba de calor